Próstata benigna (HBP)

A partir de los 50 años, todos los hombres deberían acudir a un urólogo para una revisión anual. En Madina&Azparren contamos con la tecnología más avanzada para el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata: el Láser Verde.

Próstata benigna (HBP)

¿Qué es la hiperplasia benigna de próstata ?

La hiperplasia benigna de próstata -o HBP- consiste en un aumento del tamaño de la próstata. Puede tratarse de forma definitiva con la técnica del Láser verde.

El aumento de tamaño de la próstata es parte del desarrollo normal del cuerpo humano. Sin embargo, hay momentos en los que el crecimiento de la próstata empieza a causar problemas y se convierte en una hiperplasia: un crecimiento mayor de lo deseable.

La hiperplasia es un fenómeno de naturaleza benigna, es decir que no tiene ninguna relación con el cáncer de próstata. Sin embargo, no se debe confundir benigno con inofensivo.

Esta afección es muy frecuente en los hombres a partir de los 50 años de edad.

Síntomas de la Hiperplasia benigna de próstata

Nos podemos encontrar con diferentes sintomotalogías, diferenciando en: obstructivos, irritativos y más graves.

Síntomas obstructivos
Dificultad para iniciar la micción
Chorro urinario de poca fuerza
 El acto de orinar se realiza en dos tiempos
 Necesidad de apretar para conseguir vaciar la vejiga
 Sensación de orina al acabar
 Síntomas irritativos
 Necesidad de orinar frecuentemente
 Necesidad de orinar por la noche
 Sensación imperiosa de orinar
 Incontinencia por imperiosidad
 Síntomas más graves
 Imposibilidad absoluta para orinar: retención urinaria
 Infecciones urinarias
 Presencia de sangre en la orina
Alteración de la función de los riñones

¿Es preciso revisarse la próstata?

Toda persona mayor de 50 años debería someterse a una revisión anual por un urólogo. Esta revisión permitirá un diagnóstico precoz del cáncer. El 90% de los casos de cáncer de próstata pueden descubrirse de esta forma.

¿Qué es el PSA?

El antígeno prostático específico -PSA- es una proteína producida por la próstata. Sus niveles en sangre son importantes para valorar el estado de este órgano.

Normalmente, sólo pasan a la circulación pequeñas cantidades: <4,0 ng/ml. En cambio, en el cáncer de próstata, pasan a la circulación grandes cantidades de PSA >4,0 ng/ml.

Nivel de PSA Interpretación
< 4 ng/ml Normal
4-10 ng/ml Riesgo de cáncer 20-25% – Valorar biopsia
>10 ng/ml Riesgo de cáncer >50% – Indicada la biopsia
Aumento > 0,75 ng/ml/año Realizar estudio urgente

¿Cuándo hay que realizar una biopsia de próstata?

Cuando al menos uno de los tres exámenes (tacto rectal, PSA y ecografía) arroja resultados sospechosos, es necesario recurrir a la realización de una biopsia. La biopsia es una prueba que, a veces, resulta imprescindible para obtener un diagnóstico preciso del tipo de enfermedad que afecta a la próstata.

La biopsia en un examen rápido, indoloro y que no comporta riesgo para el paciente. Consiste en obtener una pequeña muestra de tejido prostático.


Tratamientos para la hiperplasia benigna de próstata

Existen diferentes tratamientos:

  • Actitud expectante: esperar y observar
  • Tratamiento médico
  • Tratamiento quirúrgico
Actitud expectante: esperar y observar
Apropiada para pacientes con síntomas leves de HBP, en los que se ha excluido el cáncer de próstata, y en los pacientes más sintomáticos, que no están demasiado molestos por sus síntomas
Se enseña a los pacientes los cambios de vida apropiados, por ejemplo, evitar beber grandes cantidades de líquido por la noche
Se enseña a los pacientes a valuar los síntomas y signos físicos, hacer análisis de sangre y de orina a intervalos regulares, por ejemplo, anualmente
Tratamiento médico
Debería considerarse como una opción para pacientes que presentan síntomas leve-moderados y que merman su calidad de vida
Existe una gran variedad de fármacos:  Alfa 1 Bloqueantes, Inhibidores de la 5 alfa Reductasa, Fitoterapia “Extractos de plantas”
Tratamiento quirúrgico
Para pacientes que tienen complicaciones
En aquellos que tienen síntomas que no están controlados adecuadamente con el tratamiento médico
Quienes optan por renunciar a un tratamiento médico y desean recibir un tratamiento más definitivo
Cuando la próstata es grande, intervenimos empleando un tratamiento combinado de Láser Verde o Láser Thulium, y Gyrus, acortando de esta forma el tiempo quirúrgico y obteniendo unos excelentes resultados

Consejos prácticos para el paciente con hiperplasia benigna de próstata

  1. Evite ingerir grandes cantidades de líquido en poco tiempo, y evite las comidas copiosas
  2. Tenga calma aunque tarde algunos segundos en comenzar a orinar. Haga una presión progresiva de los músculos abdominales, nunca brusca o excesiva
  3. Beba líquido con intervalos de tiempo, para evitar infecciones y la formación de cálculos
  4. Elimine las comidas con alimentos muy fuertes: embutidos, picantes, salazones y especies
  5. Disminuya la ingestión de alcohol, su efecto irritante sobre la próstata y conductos urinarios, es conocido ya desde hace tiempo
  6. Orine siempre que sienta necesidad, no demore la micción
  7. Evite permanecer sentado mucho tiempo. Se aconsejan los paseos diarios con el fin de descongestionar el área pélvica y perineal
  8. Evite largos desplazamientos en medios de locomoción sin efectuar descansos de unos 10 minutos para caminar y orinar. Evite montar a caballo, bicicleta o motocicleta
  9. Procure mantener relaciones sexuales con regularidad, a ser posible completas, es decir, con eyaculación, esto le ayudará a disminuir la congestión pélvica