Renova: nuevo tratamiento para la disfunción eréctil

Renova: nuevo tratamiento para la disfunción eréctil

Tratamiento discuncion erectil renova

Nuevo tratamiento: no invasivo e indoloro

Madina&Azparren les presenta una nueva terapia no invasiva e indolora para tratar la impotencia o disfunción eréctil: Renova.

Hasta ahora, el único tratamiento para la impotencia o disfunción eréctil ha sido el tratamiento farmacológico. Éste ha mostrado una excelente eficacia, pero una vez suspendido el tratamiento, el paciente suele volver a su situación inicial, por lo que debe considerarse como puramente sintomático, no curativo.

Renova es el primer sistema de ondas de choque dedicado a tratar la disfunción eréctil.

Ofrece el tratamiento con una cobertura de órgano perfecta, tanto del pene como de la raíz peneana, lo que conduce a una mayor eficacia.

Resultados de Renova

Los resultados analizados con la experiencia previa al primer mes de iniciar el tratamiento, fueron muy satisfactorios.

Resultados
Se produjo un incremento en la puntuación en los cuestionarios de Función Eréctil (IIEF): de 13,5 a 20,9, lo que supone dejar de tener problemas de erección
El flujo peneano de pasó de 7,3 a 17,8 ml/min, lo que puede considerarse normal
Estos resultados se mantuvieron a los 3 y 6 meses del tratamiento respectivamente
Los resultados hemodinámicos en el pene se correlacionaron con la mejoría en el IIEF
Ningún paciente presentó efectos adversos ni necesidad de suspensión del tratamiento, confirmando así la seguridad del mismo

Resulta por lo tanto excitante y esperanzador estar ante la posibilidad potencial de “curar” la disfunción eréctil.

Primer sistema de ondas de choque dedicado especialmente a tratar la disfunción eréctil

El objetivo del Renova es conseguir la generación de nuevos vasos sanguíneos, lo que se conoce como angiogénesis.

Para ello, utiliza ondas de choque de baja intensidad, siendo el único tratamiento que de hecho las utiliza. Se realiza localmente y de forma controlada.

Pioneros en el campo de las ondas de choque lineales: LSWT

Hasta la fecha, todos los dispositivos de ondas de choque clínicos generan ondas de choque que convergen en un solo punto focal. En consecuencia, se crea un área terapéutica focal en la forma de un elipsoide. Esto ha sido adecuado en el tratamiento de cálculos renales o problemas ortopédicos.
Sin embargo, los principales inconvenientes son evidentes: la necesidad de enfocar y mover la fuente de ondas de choque a múltiples posiciones a lo largo del pene, y la falta de una posición eficiente cuando se trata de aplicar a las raíces peneanas.

Para optimizar la eficacia aplicación de ondas de choque al pene y raíces peneanas, se desarrolló la tecnología de ondas de choque lineales (LSWT). Esta tecnología permite la generación de un área de tratamiento de 70 mm. de longitud, a lo largo del órgano, en contraposición con el punto focal tradicional generado por todos los demás dispositivos de ondas de choque.

Ventajas especiales

  • Cobertura completa del órgano: eje del pene y raíces peneanas, para mejorar la eficacia
  • Tratamiento a “manos libres” para mejor comodidad de los operadores
  • Protocolo de tratamiento más corto

¿Cómo funciona?

El protocolo de tratamiento diseñado para el Renova incluye un total de cuatro sesiones: una por semana. Cada sesión dura aproximadamente 20 minutos. El tratamiento es breve, no invasivo, y no requiere ningún tipo de sedación de choque.

Durante cada sesión se aplican 900 ondas a 0,09 mJ/mm2 en cada lado (derecho e izquierdo). Las áreas de tratamiento serán las mismas para cada sesión, de manera que, al final del tratamiento completo (4 sesiones), cada zona habrá recibido 3.600 ondas.