Testimonios

Diversos pacientes han plasmado sus comentarios tras ser tratados por los Doctores Madina y Azparren.

Testimonios

Robot Da Vinci en tratamiento para cáncer de próstata

Hombre de 60 años, asintomático y diagnosticado con cáncer de próstata. Se realiza la operación con el robot quirúrgico Da Vinci.

Vasectomía sin bisturí

Hombre de 40 años con 2 hijos. No desea tener más, así que se realiza una vasectomía sin bisturí.

Tratamiento de síntomas prostáticos con Láser Verde

Hombre de 60 años con síntomas prostáticos de larga evolución. Se somete a tratamiento con Láser Verde.

Otros testimonios

Josu, 49 años, tras dos meses desde la intervención de cáncer de próstata con el robot Da Vinci:

“Pude practicar una de mis pasiones, el ciclismo, tan sólo a los treinta días de la intervención. El sufrimiento físico no fue demasiado intenso. Lo más angustioso fue esperar a que me llamaran para operarme, si bien apenas tardaron una semana, pero fue una incertidumbre total porque se te pasan tantas cosas por la cabeza que no  puedes ni tan siquiera ponerlas en orden”.

Ramón, de 54 años, después de un mes de la intervención de cáncer de próstata con el robot Da Vinci:

“No tengo pérdidas urinarias y, la verdad, en el terreno sexual sigo funcionando como siempre”.

Juan José, 57 años. Pamplona:

“En marzo de este año me detectaron un cáncer de próstata. El urólogo me dio tres opciones para curarlo: braquioterapia, radioterapia y cirugía tradicional. Al final mi hermano me convenció para ir a una entrevista con los doctores Azparren y Madina. Fui a ella y puedo decir que en diez minutos salí convencido de lo que tenía que hacer. El martes me hacen la operación con el robot y el viernes me dan el alta para volver a casa. Como anécdota quiero contar que ese mismo viernes estuve viendo un partido de fútbol sala del MRA que se jugaban las semifinales. Me encontraba bien físicamente, un poco cansado. El jueves siguiente tuve la visita y me quitaron la bolsa que tenía para el tema de la incontinencia. A partir de ahí he ido trabajando poquito a poco el tema de la incontinencia y a día de hoy prácticamente la tengo controlada, he vuelto al trabajo hace quince días y me siento perfecto”.

Miguel Mari, 65 años. Arrasate. Operado hace 1 año con el robot Da Vinci:

“Me operé hace un año en Policlínica Gipuzkoa. Tenía 20 de PSA y el urólogo me dijo que me tenía que operar. Por los medios de comunicación me enteré que había un sistema en Policlínica Gipuzkoa, un sistema robótico que se llamaba Da Vinci. Consulté con un amigo médico y me dijo que no tuviese ninguna duda. Así que fui a la Policlínica, estuve con los doctores Madina y Azparren y me lo explicaron muy claro. Una vez tomada la decisión, yo tenía prisa. Y ellos me ofertaban operarme sin lista de espera. Acabo de hacerme la revisión del año y tengo un PSA del 0,01. Me encuentro estupendamente”.

Rafael, 65 años. Madrid. 2 meses después de la intervención de cáncer de próstata con el robot Da Vinci:

“Después de diagnosticarme el cáncer de próstata, intenté averiguar cuál era la opción de cirugía más adecuada para mí. Da la casualidad que tengo un familiar médico que trabaja en Canadá y en Estados Unidos y el mismo día que me dieron el diagnóstico me dijo que tenía que buscar una solución quirúrgica basada en la robótica con cirujanos que fueran jóvenes y que además tuvieran bastante experiencia. A través de distintos medios, vía publicidad, sobre todo Internet, amigos que se habían operado a través de este sistema, consulté con amigos médicos… y al final concluí que la solución adecuada para mí era ir a la Policlínica para que me operaran los doctores Madina y Azparren.
En mi vida me habían operado, no había entrado en una clínica jamás, no sabía lo que era un quirófano, una anestesia, y la reacción al salir fue extraña, me sentía débil, vulnerable… Han pasado dos meses y cada día me siento mejor, estoy recuperando mi vida normal en todos los sentidos, hago ejercicio físico… Estoy recuperando la normalidad absolutamente. La verdad es que cada día me encuentro mejor”.