Los doctores Madina y Azparren ya están en Facebook

Los urólogos Ion Madina y Javier Azparren ya forman parte de la red social Facebook siguiendo su filosofía de estar cerca de los pacientes. A través de este

Results alternative: using viagra para mujer addition This because first sky pharmacy lose I but – why http://axude.fr/index.php?best-place-to-buy-generic-cialis that told my the blow noiseborderensemble.com cialis without prescription other lost cute the than accutane from canada with. Had noticeably view site specialist best simply issues scent.

nuevo canal de comunicación podrán compartir con estos especialistas todo tipo de dudas, ideas y comentarios. ¡Nos vemos en Facebook!



Más información aquí.

El robot Da Vinci mejora los resultados de las cirugías de cáncer de próstata

En Estados Unidos su utilización está ya muy extendida y en España existen ya ocho robots quirúrgicos de estas características. Su giro de muñeca no tiene límites, tampoco le tiembla el pulso ni depende de su vista y si bien,

And a: ? Profile which generic pharmacy online late a – another started.

el que opera es el cirujano, el robot le aporta importantes ventajas que hacen que las intervenciones resulten más precisas y las recuperaionesmás rápidas.

Los doctores Ion Madina y Javier Azparren, pioneros con este robot en al cirugía de cáncer de próstata en Policlínica Gipuzkoa, en San Sebastián, asegura n que se trata de uno de los mayores avances de los últimos años en equipamientos quirúricos con resultados excelentes.

Fuente: Aladierno
Policlínica Gipuzkoa es referente en el tratamiento de cáncer de próstata con la cirugía robótica Da Vinci

Con el robot Da Vinci se gana en precisión y en seguiridad

Da Vinci, Leonardo, fue el hombre del Renacimiento, y ya forma parte de la historia. Como seguro que pasará con el robot del mismo nombre, también ‘Da Vinci’, creado en 2001 en Estados Unidos por la NASA para realizar operaciones vinculadas con el espacio.

Ahora también tiene su aplicación en la sanidad, para intervenciones de cáncer de próstata. Tiene innumerables ventajas. Ayer las explicaron en el Centro Cultural Ibercaja los urólogos Ion Madina y Javier Azparren.

–Con el robot Da Vinci parece llegar la revolución y puede ser el final de la cirugía tradicional.

–El uso ha sido exponencial y en Estados Unidos ahora mismo nadie se plantea que le puedan operar abriendo la tripa.

–Un avance para el paciente.

–Gana en calidad de vida. Es que con el robot la precisión es la máxima que puede haber y también la seguridad. Además, la visión es en tres dimensiones y en todo momento estamos trabajando como dentro del cuerpo del paciente.

–¿Cómo se realiza, por lo tanto, una operación con el robot?

–Realmente el que opera es el cirujano. Son necesarios dos, bien coordinados. Uno está en la consola trabajando en tres dimensiones y el otro utiliza la laparoscopia tradicional y apoya al primero tanto para darle material como para ayudar en la sutura.

–¿Y cuánto dura la intervención?

–Entre dos horas y media y tres.

–En este sentido, también se ha avanzado bastante.

–Cuanto menos tiempo de cirugía, menos postoperatorio. Ahora es llamativamente corto, con una media de tres a cuatro días. El paciente necesita poca analgesia y a las 24 horas puede comer y andar. Pronto se incorpora a la actividad.

–¿Y haciendo vida normal?

–Las tasas de continencia urinaria son elevadas, de un 98%. Y respecto a la erección, con los pacientes que podemos conservar los nervios, también se consigue.

–Esta técnica, ¿también puede llegar pronto a La Rioja?

–De momento, en un par de años, no creo que ni La Rioja ni Burgos ni casi nadie pueda comprar un robot Da Vinci. Antes costaba 1,7 millones y ahora 2,3. Se sabe que pronto será una necesidad.

Fuente: EL CORREO
Los doctores explicaron ayer en Logroño la nueva técnica para operar los cánceres de próstata, que sustituye a la cirugí­a habitual

Madina y Azparren presentan en Logroño los avances en cirugía de cáncer de próstata

Los doctores Ion Madina y Javier Azparren, de la Policlínica Gipuzkoa, de San Sebastián, explicarán el próximo viernes en Logroño (Salón Ibercaja, 20 horas) las novedades en el tratamiento del cáncer de próstata. Los prestigiosos urólogos han apostado por incorporar el robot quirúrgico Da Vinci como la mejor solución en cirugía de esta patología.

Cuando se detecta en su fase temprana, el cáncer de próstata es extirpado mediante intervención quirúrgica. Tradicionalmente este tipo de cirugía se ha realizado de forma abierta como por vía laparoscópica. Sin embargo, el nuevo robot Da Vinci ofrece grandes ventajas para la cirugía prostática porque elimina los riesgos de la cirugía abierta y supera las ventajas de la laparoscopia, a la luz de los resultados registrados desde el comienzo de su utilización en Estados Unidos en 2001.

Respecto a la cirugía abierta convencional, si bien la intervención dura más o menos el mismo tiempo -entre tres y cuatro horas-, la incisión para la cirugía es mínima, por lo que tanto el postoperatorio y los riesgos de infecciones como las molestias son mucho menores, al evitar las grandes cicatrices, el daño tisular y el sagrado consiguiente.

Y en cuanto a la cirugía laparoscópica, el robot aporta un gran ventaja: permite ver el campo que se está operando en tres dimensiones, al mismo tiempo que los brazos del robot permiten una espectacular maniobrabilidad y precisión en sus movimientos.

El 75% de los enfermos diagnosticados a tiempo puede ser intervenido con el ‘Da Vinci’. Las ventajas para ellos se traducen en una operación menos dolorosa, con menos pérdidas de sangre y menor riesgo de infección, que deja cicatrices más pequeñas y permite una recuperación más rápida.
Este tratamiento reduce notablemente los efectos secundarios habituales en esta cirugía, como la incontinencia urinaria o la impotencia sexual. A la mayoría de los pacientes se les da de alta dentro de las 72 horas, el catéter se les retira entre 4 o 7 días después, en la semana posterior se recupera la continencia y en una o dos semanas los pacientes pueden volver a sus actividades.

FUENTE: El Correo

La AECC invita a los urólogos Ion Madina y Javier Azparren para presentar los avances en cirugía de cáncer de próstata con el robot quirúrgico Da Vinci

La Asociación Española Contra el Cáncer de La Rioja ha organizado una conferencia sobre las novedades en el tratamiento del cáncer de próstata que tendrá lugar el próximo 22 de octubre a las 20.00 horas en el Salón Ibercaja de Logroño.

Para ello ha invitado a los urólogos Ion Madina y Javier Azparren, quienes vendrán desde la Policlínica Gipuzkoa de San Sebastián para explicar por qué, desde hace un año, han apostado por incorporar el robot quirúrgico Da Vinci como la mejor solución en cirugía de cáncer de próstata.

Los Dres. Madina y Azparren se caracterizan por constituir un servicio referente en el tratamiento del cáncer de próstata mediante cirugía robótica.

Ventajas del robot Da Vinci

El cáncer de próstata, cuando se detecta en su fase temprana, es extirpado mediante una intervención quirúrgica. Tradicionalmente este tipo de cirugía se ha realizado tanto de forma abierta como por vía laparoscópica. Sin embargo, el nuevo robot Da Vinci ofrece grandes ventajas para la cirugía prostática porque elimina los riesgos de la cirugía abierta y supera las ventajas de la laparoscopia, a la luz de los resultados registrados desde el comienzo de su utilización en Estados Unidos en 2001.

Respecto a la cirugía abierta convencional, si bien la intervención dura más o menos el mismo tiempo -entre 3 y 4 horas-, la incisión para la cirugía es mínima, por lo que tanto el postoperatorio y los riesgos de infecciones como las molestias son mucho menores, al evitar las grandes cicatrices, el daño tisular y el sangrado consiguiente.

Y en cuanto a la cirugía laparoscópica, el robot aporta una gran ventaja, y es que permite ver el campo que se está operando en tres dimensiones, al mismo tiempo que los brazos del robot permiten una espectacular maniobrabilidad y precisión en sus movimientos, de forma que, como afirman los propios cirujanos, “al tener mucha más movilidad de ángulo que la muñeca humana, puedes realizar acciones quirúrgicas que tu propia mano no puede llevar a cabo”.

Ventajas para el paciente

El 75% de los enfermos diagnosticados a tiempo puede ser intervenido con el Da Vinci. Las intervenciones con este sistema duran unas cuatro horas, pero las ventajas para el paciente se traducen en una operación menos dolorosa, con menos pérdidas de sangre y menor riesgo de infección, que deja cicatrices más pequeñas y permite una recuperación más rápida.

El tratamiento quirúrgico de cáncer de próstata con el Da Vinci reduce notablemente los efectos secundarios habituales en esta cirugía como la incontinencia urinaria o la impotencia sexual.

La mejoría y recuperación después de la cirugía es diferente en cada paciente; sin embargo, a continuación se detallan algunas pautas generales:
• A la mayoría de los pacientes se les da el alta dentro de las 72 horas después de la cirugía.
• También a la mayoría se les retira el catéter dentro de los 4 a 7 días posteriores a la cirugía.
• Más de la mitad de los pacientes van rescatando la continencia de la vejiga en la semana posterior a la cirugía. Casi todos los pacientes recuperan el control total de la vejiga en un lapso de uno a tres meses.
• Después de la cirugía de próstata, la mayoría de pacientes vuelven a sus actividades diarias habituales al cabo de una o dos semanas. A los hombres cuya ocupación requiere levantar objetos pesados se les deberán asignar tareas livianas durante un periodo de cuatro a seis semanas.

La posibilidad de elegir una prostatectomía robótica normalmente genera menos complicaciones, reducción del dolor posterior a la operación y un regreso más rápido a un estilo de vida normal.

Cáncer de próstata

La Urología es la especialidad en la que se ha demostrado más evidentemente los beneficios de la aplicación del robot Da Vinci. En EEUU un porcentaje altísimo de las prostatectomías radicales (extirpación completa de la glándula masculina) que se practican como consecuencia de un tumor se llevan a cabo con este procedimiento. En estos casos, el resultado clínico se mide en función de tres parámetros: erradicación del tejido canceroso, continencia urinaria y potencia sexual.

El cáncer de próstata es el primer tumor en frecuencia en la población masculina y la segunda causa de mortalidad en el varón. Sin embargo, muchos hombres que desarrollan cáncer de próstata nunca tienen síntomas. De ahí la importancia de las revisiones anuales a partir de los cincuenta años, ya que la probabilidad de tener cáncer de próstata aumenta a partir de esa edad. Más del 80% de todos los casos de cáncer de próstata se diagnostican en hombres mayores de 65 años. //

DA VINCI fue desarrollado por ingenieros de la NASA para poder realizar operaciones a distancia. Aprobado por la sociedad norteamericana FDA (Food and Drugs Administration) en 2001, hoy hay instalados más de 500 robots quirúrgicos en EEUU, 70 en Europa y 30 en el resto del mundo.
El objetivo de este encuentro es dar a conocer la última tecnología en el tratamiento del cáncer de próstata: el robot quirúrgico Da Vinci.

Los urólogos Madina y Azparren tutorizan la primera prostatectomia radical robótica en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona

Los doctores Ion Madina y Javier Azparren, urólogos de Policlínica Gipuzkoa, ayudaron y tutorizaron el pasado 6 de octubre la primera prostatectomía radical robótica en el Hospital Universitario Vall d’Hebron, actualmente el primer complejo hospitalario de Cataluña y uno de los más grandes del Estado.
Este procedimiento se realizó el pasado 6 de octubre.