Incontinencia urinaria

Es un problema frecuente que afecta a la vida de las personas, a su autoestima y al desarrollo de su vida social. La buena noticia es que existen tratamientos que permiten contrarrestarla y mejorar las condiciones de vida de la paciente.

Incontinencia urinaria

Tratamientos para la incontinencia urinaria

Existen dos alternativas posibles para tratar la incontinencia urinaria, según su grado de intensidad:

  • Métodos no quirúrgicos
  • Métodos quirúrgicos
Métodos no quirúrgicos
Tras los embarazos, los partos y en la menopausia, las paredes de la vagina pierden grosor, elasticidad y el suelo pélvico se relaja
Estos cambios pueden derivar en un síndrome de relajación vaginal e incluso llegar a provocar pérdidas de orina con el esfuerzo, tras hacer deporte, toser, caminar o reír
El láser Gynelase de Intermedic es una novedosa tecnología que permite aplicar energía en el interior de la vagina de forma fraccionada
Más información sobre el láser Gynelase
Métodos quirúrgicos
Los métodos quirúrgicos son procedimientos de alta tecnología, y, generalmente, se recurre a ellos en casos de incontinencia urinaria por esfuerzo, es decir, cuando los músculos pélvicos se encuentran debilitados
Se hace imposible contener la orina al realizar esfuerzos físicos como toser o estornudar
No todos los casos de incontinencia urinaria pueden  solucionarse por medio de la cirugía
Existen 2 tipos de cirugías: Vaginal y Laparoscóspica
En cuanto a las técnicas, existen 2 tipos: Slings suburetrales y Laparoscopia con microincisiones
El tipo de cirugía y el tipo de técnica a aplicar, vendrá determinado por el historial de la paciente, por su estilo de vida, edad, y la causa de la incontinencia. También inciden otros factores, como la necesidad de tratar otros problemas en la zona de la pelvis
Los Slings o cintas suburetrales, también conocidos como TOT —Tension-free Vaginal Transobturator—, consisten en una especie de cinta que atraviesa la vagina, colocada de manera que levante la uretra. Permite dar de alta en menos de 24 horas, con lo que la paciente se reincorpora con rapidez a su labor diaria
La laparoscopia consiste en una microcirugía —conocida también como cirugía endoscópica—, a través de la cual se introduce en el cuerpo del paciente un instrumento de fibra óptica que permite  diagnosticar y tratar la incontinencia a través de microincisiones, una técnica mucho más precisa y menos invasiva que la cirugía tradicional

¿Sufre de incontinencia urinaria? ¿Está en busca de la solución? Infórmese de nuestros tratamientos