Entrevista a Ion Madina: “55.000 personas padecen insuficiencia renal en España”

Con motivo del Día Mundial del riñón, Ion Madina es entrevistado por Top Doctors España.

Unas 55.000 personas padecen insuficiencia renal en España, la más común de las enfermedades renales. Cada año se celebra el segundo jueves de marzo, el Día Mundial del Riñón. Con el objetivo de conocer mejor este órgano y cómo cuidarlo el especialista en Urología y miembro de Top Doctors, el Dr. Madina Albisua, nos explica todos los detalles.

Entrevista publicada en http://blog.topdoctors.es/55-000-personas-padecen-insuficiencia-renal-en-espana/

Síntomas de la insuficiencia renal

Cuando los riñones no trabajan bien, se produce una alteración en todas sus acciones. La manifestación de los síntomas dependerán del grado de pérdida de la función renal y si se trata de un problema agudo o crónico.

Los cálculos renales representan un 5% de las enfermedades renales de la población española.

El urólogo, Dr. Madina Albisua nos detalla que ante una insuficiencia renal aguda (IRA) debido a su corta duración no suelen manifestarse alteraciones. Sin embargo, si las variaciones son prolongadas en el tiempo, hablamos de una insuficiencia renal crónica (IRC). En este caso último caso, irán apareciendo progresivamente los síntomas y las alteraciones analíticas propias como: hinchazón de piernas, tobillos, pies, cara y manos; cambios en la micción, picor generalizado, sabor metálico en la boca, náuseas y vómitos y sensación de frío o falta de concentración.

Patologías principales de insuficiencia renal

Cuando se habla de insuficiencia renal, se hace referencia a una alteración de la función de los dos riñones o de uno en el caso de que sólo se tenga un riñón. En pacientes con un solo riñón existe una mayor predisposición a sufrir IRC, debido a que su labor es doble.

Entre las patologías que pueden sufrir nuestros riñones tenemos: infecciones urinarias, también llamadas pielonefritis; cálculos renales, conocidos como piedras o litiasis renal y los cuales representan un 5% de las enfermedades renales de la población española; glomerulonefritis; cáncer renal u otras enfermedades renales consecuencia de una diabetes mellitus o hipertensión arterial prolongadas.

Cómo tener unos riñones sanos

Los hábitos sanos de alimentación, ejercicio de manera constante y la prevención del consumo de tabaco y alcohol, así como realizarse exámenes de manera periódica, son la mejor manera de prevenir cualquier enfermedad o daño renal.

Con el fin de mantener unos riñones sanos y prevenir cualquier daño renal el Dr. Madina nos declara que es importante tener buenos hábitos de vida y nos recomienda evitar:

1. Consumo de refrescos

El exceso de consumo de bebidas carbonatadas causa cálculos renales que impiden limpiar el organismo.

2. Alimentos con proteínas

Los alimentos que más hacen trabajar a los riñones a la hora de eliminar los residuos son las proteínas. Éstas se encuentran, sobre todo, en la carne, el pescado y los huevos, por lo que su consumo debe ser moderado dentro de una dieta equilibrada.

3. Beber poca agua

Un bajo consumo favorece la aparición de algún daño renal y de infecciones urinarias. Beber alrededor de dos litros diarios contribuye a la eliminación de residuos y evita la formación de piedras. “Normalmente, los especialistas recomendamos entre 6 y 8 vasos de agua al día o 1 litro o litro y medio de agua, aunque también depende de tu complexión, salud y actividad. El otro medio litro, lo obtendremos si comemos fruta y verdura, ya que son alimentos de por sí muy acuosos” aconseja el Dr. Madina Albisua. Aun así, los pacientes que presenten enfermedades del corazón que conlleven riesgo de insuficiencia cardíaca o pacientes con insuficiencia renal no deberían forzar la ingesta de líquidos.

4. Alimentos con mucho potasio

El potasio también puede llegar a ser perjudicial, ya que contiene sustancias que se eliminan mal por el riñón y se acumulan en la sangre, por lo que pueden resultar peligrosas.

5. Presión arterial alta

La hipertensión daña una serie de órganos entre los que se encuentran los riñones. Por tanto, es aconsejable reducir el consumo de sal en las comidas pues en exceso tiende a subir la presión arterial.

6. Fumar

Éste es un factor de riesgo del daño renal. De hecho, quienes fuman tienen un riesgo hasta tres veces mayor de desarrollar alteraciones, aún más cuando presentan hipertensión y diabetes.

7. Sedentarismo

Debido a que se asocia con mayor riesgo de hipertensión, colesterol alto y diabetes.