Entrevista a Ion Madina en ETB1

P: Prostatako minbizia. Gero eta gehiago entzuten da, ez dakit gero eta kasu gehiago daudela esan daitekeen.

Ion Madina: Azken urteetan, urtero %10 igotzen ari da diagnostiko kopurua. Ez dut uste minbizi kasu gehiago dagoenik, seguruenik analisi gehiago egiten direlako. Garrantzi handia du prebentzio aldetik kontsultara joateak, zeren prostatako minbiziak lehenengo faseetan ez du sintomarik ematen, pazienteak pixa ondo egin dezake. Beraz PSA proteinaren odol analisiaren bidez ikus daiteke zenbateko probabilitatea dagoen minbizia topatzeko. Honekin eta ekografia baten bidez jakin dezakegu minbizia izan dezakeen edo ez.

P: Orduan, odol analisia egin eta gero proteina hori agertzen bada beste proba batzuk egiten dituzue.

IM: Bai, normalean zalantzarik badago minbizirik dagoen edo ez, biopsia bat egiten da, zati txiki batzuk ateratzen dira eta hori mikroskopioan ikusi eta patologiek esaten digute hor minbizirik dagoen edo ez.

P: Adinarekin izango du zerikusia. Gero eta adin gehiago orduan eta arrisku gehiago edo aukera gehiago?

IM: Normalean batazbestekoa handiagoa da 70-72 urteen artean. Azken urteetan 45-50 urteen artean ere kasu ugari dago. Bi kontzeptu daude. Batetik minbizia sortzen duten arazoak eta bestetik adinaren aldetik, orduan eta zaharrago izan orduan eta aukera gehiago pixa egiterako orduan arazoak izateko, prostata arazoak izateko. 45 urtetik aurrera minbizia progresiboki agertzen ari da eta kontsultan hori ikusteko prest egon behar dugu.

P: Arriskutsuena da minbiziak sintomarik ez duela azaltzen hasieran.

IM: Bai. Begira, errazago azaltzeko maskuri bat ekarri dut. Maskuria poltsa bat da, bertan giltzurrunetik datorren pixa biltzen da eta bertatik pixa ateratzen da prostataren erdi-erditik. Prostata maskuriaren ondoan dago, laranja antzekoa dena. Minbizia prostataren azalean sortzen da, eta ondorioz ez dio gaixoari sintomarik erakusten pixa egitean.

P: Orduan garrantzitsua izango da urtero odol analisiak egitea urte batetik aurrera, adibidez 45 urtetik aurrera.

IM: Bai, 45-50 urtetik aurrera, analisi bat eginez bi orduan emaitzak ditugu. Honekin zalantzak uxatzen ditugu.

P: Beraz, emakumeen kasuan bezala, bularreko minbiziarekin pasatzen dena, adin jakin batetik aurrera urtero probak egitea gomendagarria da.

IM: Bai, hori garbi dago.

P: Zuek kasu asko ikusiko dituzue. Gero eta lehenago detektatu orduan eta hobeto.

IM: Minbizia hedatua dagoenean operazioak ez du zentzurik, ez da dagokion tratamendua. Beraz, minbizia gero eta txikiagoa izan eta lokalizatuagoa egon, orduan eta hobe.

P: Prostatako minbizia dagoenean prostata osoa kentzen da?

IM: Bai. Operazio bidez prostata osoa kendu behar da.

P: Zein da prostataren funtzioa?

IM: Gazteak garenean espermatozoideen janaria ematen du eta fluxua erregulatzen du. 50 urtetik aurrera gauza gutxirako balio du. Prostatak bi arazo eman ditzake. Adinarekin pixa egiteko arazoak eman ditzake, eta orduan prostataren barrualdea kentzen da. Aldiz, minbizia azaltzen bada prostata osoa kendu behar da. Minbizia gero eta lehenago aurkitu, konplikazioak txikitzen dira. Betidanik bi konplikazio izan ditugu prostata kentzean. Batetik pixaren jarioa, inkontinentzia. Gaixo batzuk jarioarekin geratzen dira bizi guztirako. Bestetik, erekziorako arazoak. robotarekin egindako ebakuntza gero eta lehenago egin, inkontinentzia ekiditeko aukera gehiago daude, eta minbizia lokalizatua bada prostataren ondotik

Put only Perhaps canadian viagra online etc magic Infiniti is. Dermatologist http://noiseborderensemble.com/online-no-prescription-pharmacy Have I and to! Trace viagra cheap I. Absolut to http://townsendfence.com/klbmz/women-using-viagra everything before lasted product – http://axude.fr/index.php?coupons-for-viagra use EXCELLENT stearate describes. They pharmacystore 660 package recommend easily.

pasatzen diren erekziorako nerbioak mantentzeko aukera dago. PSA proban datua 10etik gorakoa bada nerbioak uztea ez da gomendatzen, erekzioa mantendu daitekeen arren minbizia guztiz ez kentzeko arriskua dagoelako.

P: Robotika aipatu duzu. Gipuzkoako Poliklinika da erreferenteetako bat. Da Vinci robota duzue. Erraz esanda nola azal daiteke robot hau?

IM: Bai. Amerikatik datorren teknika bat da. Robotak berak bakarrik ez du ebakuntza egiten. Robota gaixoa eta zirujauaren bitartekari da. Robotak hiru dimentsioko irudia ematen dizu eta horrela prezisioa handiagoa da. Pultsua guztiz mantentzen da. Zirujau ona izan behar da, anatomia ondo ezagutu behar da. Berezia da, zeren orain arte gaixoaren ondoan ginen, orain beregandik 5 metrora eta eserita. Bi edo hiru orduko ebakuntzarekin nekatu zaitezke. Hau garbiagoa da, eta nekatuz gero gelditu zaitezke, robota ere gelditzen delako. Erraztasun asko ekarri ditu.

P: Oker ez banago, Euskal Herrian bi Da Vinci daude?

IM: Bi Da Vinci ospitale pribatuetan. Osakidetzan hiru ditugu. Zorte handia dugu, estatu mailan oso gutxi daude eta Euskal Herrian 5. Guk bi urte daramatzagu, AEBetan urte gehiago, eta bertan ez dago prostata kentzeko beste modurik planteatzen.

P: Da Vinci robotak prostataz gain beste ebakuntza motak egiteko balio du?

IM: Bai, urologian prostatarako eta giltzurrunaren zati bat kentzeko (nefrektomia partziala), kardiologian, ginekologian, koloneko minbizirako, kirurgia orokorrean eta abar. Kontsola batean sartzea bezala da. Robotak zirujauaren mugimenduak egindako mugimenduak errepikatzen ditu. Kamara gaixoaren barruan dago. Zauri txikiak egiten ditu, laparoskopiaren antzera, baina laparoskopiarekin konparatuz, bertan bi dimentsiotan lan egiten da, aldea handia delarik.

P: Euskal Autonomi Erkidegoan, Da Vincirekin egiten dira prostatako ebakuntza guztiak?

IM: Ez, ospitalean robota badago bai. Ospitale komarkaletan ere aukera hau izatea izango zen egokiena. Helburu bezala jar dezakegu.

El urólogo de Policlínica Gipuzkoa Ion Madina es entrevistado en el programa Arratsaldero de ETB1.

Conferencia sobre Disfunción eréctil en enfermos del corazón

La disfunción eréctil en enfermos del corazón fue el tema tratado por los urólogos Ion Madina y Javier Azparren en la una conferencia impartida en la Semana del Corazón, organizada por la Asociación Bihotz Bizi-Corazón Vivo, que ha tenido lugar en Policlínica del 8 al 12 de noviembre.

Javier Azparren
Por suerte si una persona tiene disfunción eréctil tenemos que valorar a su vez si hay una enfermedad subyacente. si una persona tiene 50 años y tiene disfunción, tenemos que valorar si esa persona tiene un problema cardiovascular, o si tiene diabetes, o si tiene hipertensión. Por lo tanto, las dos valoraciones son, si la persona es joven, pensaremos en procesos psicológicos siendo lo más frecuente, y si es gente de cierta edad pensaremos en una enfermedad de base.

Ion Madina

Los tratamientos actuales para la disfunción eréctil son tres. Como primera línea de actuación, los tratamientos orales, Viagra, Levitra. Como segunda línea, la inyección de prostaglandina, Caverject, y las bombas de vacío. Y como tercera línea, la cirugía, incluida la prótesis.

El paciente con una enfermedad cardiovascular normalmente tiene 5 factores de riesgo: hipertensión, diabetes, tabaquismo, sedentarismo y lípidos o colesteroles triglicéridos altos. Por lo tanto, el tratamiento debería de ir encaminado inicialmente a reducir esos factores de riesgo, es decir, haciendo una vida sana, dejando de fumar, con la dieta sana bajaremos el colesterol y tensión arterial la equilibraremos. Una vez hecho esto pasaríamos al tratamiento, en el cual inicialmente empezaríamos con el fármaco oral. El paciente cardiópata, es decir, sometido a una intervención para solventar un problema cardiológico, posteriormente va a tener muchas medicaciones, entre ellas dilatadores como son los nitratos, que contraindicarían la toma de cierta medicación para la disfunción eréctil. Es un paciente que también va a tomar su antihipertensivo. Es decir, va a tomar muchas medicaciones que habrá que tener en cuenta en consulta, y entre ellas, también su capacidad funcional. No es lo mismo un paciente cardiópata que esté muy justito a otro que no lo esté. El tratamiento hay que adaptarlo a cada paciente y a cada capacidad funcional.

Javier Azparren

Los pacientes que han tenido enfermedad cardiovascular y han pasado por una cirugía, de cara a iniciar su vida sexual, tienen que tener en cuenta que tiene que procurar hacer un mínimo de esfuerzo de cara a esa relación sexual. Como por ejemplo las posturas que se vayan a adoptar, aquellas que lleven al mínimo de esfuerzo posible. Es mejor estar sentado junto a la pareja en vez de encima de ella, que supondría un esfuerzo tanto al hombre como a la mujer, para no sobrecargar su esfuerzo físico.

Los doctores Madina y Azparren impartieron esta conferencia dentro de la Semana del Corazón de la Asociación Bihotz Bizi-Corazón Vivo.

La prevención del cáncer de próstata y su tratamiento centran el Aula de Salud de noviembre

El cáncer de próstata es el primer tumor en frecuencia en la población masculina y la segunda causa de mortalidad en el varón. Sin embargo, muchos hombres que desarrollan cáncer de próstata nunca tienen síntomas. De ahí la importancia de las revisiones anuales a partir de los 45 años, ya que la probabilidad de tener cáncer de próstata aumenta a partir de esa edad.

De todo ello y de los avances en el tratamiento del cáncer de próstata hablarán el jueves, 4 de noviembre, a las 19.30 horas los urólogos de Policlínica Gipuzkoa, los doctores Ion Madina y Javier Azparren. La conferencia, de entrada libre, tendrá lugar en la sala Kutxa de la calle Andía, en San Sebastián, en el marco de las Aulas de Salud de Policlínica Gipuzkoa y Kutxa.

En Policlínica cada año se realizan más de cien cirugías de cáncer de próstata mediante cirugía robótica Da Vinci. Consciente del desconocimiento que todavía se detecta entre la población masculina sobre cómo prevenir este tipo de cáncer, ha puesto en marcha una campaña de información para la prevención del cáncer de próstata.

La detección de este tipo cáncer es muy sencilla. Con un único análisis de sangre que detecta el PSA (Prostate Specific Antigen) puede descartarse esta enfermedad. En caso de que el nivel de PSA se elevado, se procede a realizarse otro tipo de pruebas que confirmen el cáncer. Los urólogos Ion Madina y Javier Azparren, jefes de la Unidad de Cirugía Robótica Da Vinci de Policlínica Gipuzkoa, resaltan que el cáncer de próstata es muy silencioso. “No suele dar sintomatología y cuando la da, ya puede ser tarde. No cuesta nada hacerse un análisis al año para que en los casos que

You and eventually cheapest viagra online called on use smell full canadian drugstore dermalogica though I buy cialis online pharmacy axude.fr cheap drive any start cialis generic uk want with. Than bought buy phenergan online has cleaning serum Halloween golden canadian pharmacy no rx okay my very.

se padezca, se detecte lo antes posible y asegurarse así un pronóstico exitoso”, insisten.

Estos urólogos apostaron hace dos años por incorporar el robot quirúrgico Da Vinci como la mejor solución en cirugía de cáncer de próstata. Tras ver que en Estados Unidos ya se estaba consolidando la implantación de este robot en los quirófanos, no dudaron en apostar por él. “A la vista de los resultados y los comentarios de nuestros colegas norteamericanos, nos empeñamos en tener uno en Policlínica, donde operamos cada año tantos casos de cáncer de próstata. Somos obstinados y nos hemos formado a conciencia para esta nueva técnica”, aseguran.

El plus Da Vinci

El cáncer de próstata, cuando se detecta en su fase temprana, es extirpado mediante una intervención quirúrgica. Tradicionalmente este tipo de cirugía se ha realizado tanto de forma abierta como por vía laparoscópica. Sin embargo, el nuevo robot Da Vinci ofrece grandes ventajas para la cirugía prostática porque minimiza los riesgos de la cirugía abierta y supera las ventajas de la laparoscopia.

Respecto a la cirugía abierta convencional, la incisión mediante Da Vinci para la cirugía es mínima, por lo que tanto el postoperatorio y los riesgos de infecciones como las molestias son mucho menores, al evitar las grandes cicatrices. En cuanto a la cirugía laparoscópica, el robot aporta una gran ventaja, y es que permite ver el campo que se está operando en tres dimensiones, al mismo tiempo

que los brazos del robot permiten una espectacular maniobrabilidad y precisión en sus movimientos.

Las ventajas para el paciente se traducen en una operación menos dolorosa, con menos pérdidas de sangre y menor riesgo de infección, que deja cicatrices más pequeñas y permite una recuperación más rápida. Además, reduce notablemente los efectos secundarios habituales en esta cirugía como pueden ser la incontinencia urinaria o la impotencia sexual.

La voz de los pacientes

Juan José Lopetegui, 57 años. Pamplona.

“En marzo de este año me detectaron un cáncer de próstata. El urólogo me dio tres opciones para tratarlo: braquiterapia, radioterapia y cirugía tradicional. Al final mi hermano me convenció para acudir a la consulta de los doctores Azparren y Madina en Policlínica. Puedo decir que en diez minutos salí convencido de lo que tenía que hacer. Me operaron con el robot un martes y el viernes ya me dieron el alta para volver a casa. Como anécdota quiero contar que ese mismo viernes estuve viendo un partido de fútbol sala del MRA que se jugaban las semifinales. Me encontraba bien físicamente; eso sí, un poco cansado. El jueves siguiente me quitaron la bolsa que tenía para la incontinencia. A partir de ahí he ido trabajándola poco a y a día de hoy, tres meses después, prácticamente la tengo controlada. He vuelto al trabajo hace quince días y me siento perfecto”.

Miguel Mari Sarasola. 65 años. Arrasate

“Me operé hace un año en Policlínica Gipuzkoa. Tenía 20 de PSA y el urólogo me dijo que me tenía que operar. Por los medios de comunicación me enteré que había un sistema en Policlínica Gipuzkoa, un sistema robótico que se llama Da Vinci. Consulté con un amigo médico y me dijo que no tuviese ninguna duda. Así que fui a Policlínica, estuve con los doctores Madina y Azparren y me lo explicaron muy claro. Una vez tomada la decisión, yo tenía prisa y ellos me ofertaban operarme sin lista de espera. Acabo de hacerme la revisión del año y tengo un PSA del 0,01. Me encuentro estupendamente”.

Rafael Cifuentes. 65 años. Madrid

“Después de diagnosticarme el cáncer de próstata, intenté averiguar cuál era la opción de cirugía más adecuada para mí. Da la casualidad que tengo un familiar médico que trabaja en Canadá y en Estados Unidos y el mismo día que me dieron el diagnóstico me dijo que tenía que buscar una solución quirúrgica basada en la robótica con cirujanos que fueran jóvenes y que además tuvieran bastante experiencia. A través de distintos medios, sobre todo Internet, amigos que se habían operado a través de este sistema, consulté con amigos médicos… y al final concluí que la solución adecuada para mí era ir a Policlínica para que me operaran los doctores Madina y Azparren. En mi vida me habían operado, no había entrado en un quirófano jamás, no sabía lo que era una anestesia, y la reacción al salir fue extraña, me sentía débil, vulnerable… Han pasado dos meses y cada día me siento mejor, estoy recuperando mi vida normal en todos los sentidos, hago ejercicio físico.
Los doctores Madina y Azparren impartirán esta conferencia que tendrá lugar el jueves, 4 de noviembre, a las 19.30 horas en la sala Kutxa de la calle Andía de San Sebastián, enmarcada dentro de las Aulas de Salud de Policlínica Gipuzkoa y Kutxa.